Saltar al contenido

Mejora de la ARTRITIS. PREVENCION

artritis prevencion

La mejora de mayor impacto para retrasar o atenuar la artritis son los cambios en el estilo de vida. Este plan de cuatro pasos reúne cosas simples que se pueden hacer diariamente, semanalmente y mensualmente para mejorar el control del dolor y comenzar a eliminar los brotes de artritis.

Cambio de Estilo de Vida 1 – Movilidad y Flexibilidad


Para retrasar y mejorar la artritis, siempre será beneficioso contar con una buena movilidad y flexibilidad de forma que conseguir mejorar este campo es una buena decisión.

La mayoría de las personas creen que tener artritis es una condición o situación que se debe aceptar y con la que deben vivir resignadamente. Esto conlleva sufrir una movilidad reducida. Bueno, en realidad es todo lo contrario. Cuanto más empieces a moverte y a estirarte, añadiendo formas adecuadas de ejercicio; comenzarás a notar algo verdaderamente asombroso…..

los síntomas de artritis comenzaran a disminuir y los brotes comienzan a desaparecer. También verá que gana una mayor flexibilidad y podrá tener más resistencia a la hora de realizar actividades físicas cotidianas.

Nuestros cuerpos son realmente asombrosos. A medida que comenzamos a hacer ejercicio regularmente, se producen cambios que pueden mejorar nuestra salud y ayudarnos a controlar el dolor y a reducir, en general, los problemas relacionados y los desencadenantes que provocan los brotes de artritis. Por supuesto, el tipo de ejercicio que usted debe realizar y sus límites deben ser determinados entre usted y su médico y / o su fisioterapeuta.

Cambio de estilo de vida 2 – Entrenamiento de fuerza

Aunque el término entrenamiento de fuerza puede sonar como si te estuvieras preparando para un decatlón olímpico, en realidad significa dedicar algo de tiempo a realizar actividades con pesos o cargas. Este cambio particular es efectivo para todos aquellos con edades avanzadas que comienzan a notar problemas de envejecimiento, incluyendo la artritis, lo separamos de la flexibilidad y la movilidad para resaltar sus beneficios.

De hecho, el entrenamiento de fuerza puede beneficiar a personas de todas las edades tanto hombres como mujeres. No sólo mejorará su apariencia física, sino también la masa muscular, la fuerza muscular y la resistencia general.

El entrenamiento de fuerza puede ser clave para determinar el tiempo que usted será capaz de caminar y deambular con eficacia, hasta los 80 años de edad y más allá.

Las actividades de levantamiento de pesas son especialmente beneficiosas para las personas mayores que sufren de huesos frágiles, problemas de equilibrio y debilidad a medida que envejecen.

Se ha demostrado que el levantamiento de pesas y entrenamientos de fuerza contrarrestan y reducen los daños de los resbalones y caídas en las personas de la tercera edad, que es la principal causa de complicaciones que conducen a la muerte en mayores de 65 años de edad.

Finalmente, el entrenamiento de fuerza actúa como una fuente de juventud. Debido a que el cuerpo se ve obligado a permanecer fuerte y saludable, las articulaciones y el cartílago tienden a permanecer en mejores condiciones

Si la suplementación se añade durante el ejercicio estos procesos se refuerzan y mejoran, nos aseguramos de evitar retrasos en la mejora por carencias de nutrientes y se reducen las molestias.

Cambio de estilo de vida 3 – Añada a su dieta alimentos crudos

Es clara la importancia de añadir una nutrición adecuada, especialmente la suplementación a la dieta para mejorar la salud. Las dosis orgánicas altas de alimentos crudos son críticas para lidiar con problemas antiinflamatorios como la artritis. Debido a que la mayoría de las personas no pueden consumir la cantidad de alimentos necesarios para mantenerse en una salud óptima, una de las maneras más fáciles y efectivas de proporcionar altas dosis de nutrición cruda es el zumo.

Los zumos que contienen alimentos orgánicos de alta calidad al prepararse en zumo transformarán con el tiempo y desde dentro su cuerpo que al absorber estos nutrientes le generaran bienestar.  

Existe gran variedad de máquinas exprimidoras y licuadoras muy económicas y para comenzar es buena idea hacer jugos como el de piña (antiinflamatoria), verduras ricas en betacaroteno (brócoli, espinacas, etc.) estas combinaciones puede comenzar a aliviar los síntomas. Otros jugos útiles pueden incluir manzana, zanahorias, apio y perejil.

Tómese su tiempo y acostúmbrese gradualmente a beber zumos o jugos frescos 100% orgánicos. Empiece con cantidades pequeñas y auméntelas con el tiempo hasta que empiece a ver los beneficios para su salud.

Investigue y determine el tipo de alimentos que pueden beneficiar más a las personas con artritis que también pueden ser sabrosas. Las personas con artritis reumatoide a veces pueden tener hipersensibilidad a ciertos tipos de alimentos, así que pruebelos uno por uno hasta que descubrá los que mejor le sienten.

Si va a incluir en su régimen los zumos, asegúrese de evitar los alimentos que tienen un alto contenido de ácido cítrico, pues estos pueden agravar los sintomas.

  • Cambio de estilo de vida 4 –

Tratamiento natural para artritis